miércoles, 17 de marzo de 2010

Neutros, como los detergentes

Cuando la sabia naturaleza da a cada uno el sexo que considera, deberíamos aceptar y amarnos a nosotros mismos, de lo contrario poco o nada se puede hacer tanto con un cambio de sexo pero, sobre todo con ese engendro que algunos se empeñan en poner cifras dentro de las estadísticas, en su afán con demostrar que los raros somos los “normales”, los que nos conformamos con lo que con mayor o menor acierto nos colocaron.
A mi entender, “raro” sería lo que una mínima parte que –en creciente y preocupante aumento- se empeña en colocarse y dar nombre a una ley absurda que cubra esas necesidades que hasta ahora casi nadie conocía; con lo fácil que es colocar la cruz en la casilla “masculino” o “femenino” según corresponda o dejarla en blanco deliberadamente cuando ese es un pequeño detalle que no tiene mayor trascendencia.
Debo admitir que en una sola cuestión estoy de acuerdo con Kim Pérez: presidenta de la Asociación de Identidad de Género de Andalucía, y es que estas personas inconformistas son eso. Personas. No creo que sea necesaria esa etiqueta que ella se empeña en colocarles ni recurrir a la legislación buscando un aval que los coloque dentro de un subgrupo para que no se sientan discriminados por una sociedad cada vez más feminista y menos machista.
No considero necesario que el Gobierno ocupe su tiempo en colocar otra casilla más en los documentos ni los legisladores un hueco para dar cabida a una nueva ley; es tan fácil como dejar sin rellenar la casilla del sexo y cada uno se coloque en el lugar que proceda. El Gobierno tiene otras cosas más importantes en las que entretenerse, digo yo.

6 comentarios:

Conchita dijo...

Tienen unas ocurrencias...

Un saludo.

ZP Nunca Mais dijo...

En una cosa te equivocas, no son solo personas, también hay personos, "porque claro, son seres vivos, pero no podemos hablar de seres humanos porque no hay ninguna base científica ni moral".
Hay que tener claros los "concetos"

Saludos

Superpatata dijo...

Tienes razón en eso de que ahora están surgiendo unas preocupaciones que antes nadie tenía. En lugar de preocuparse de lo verdaderamente importante, venga, vamos a buscar polémica y leyes absurdas en lugar de intentar salir del berenjenal en el que estamos metidos...
Un abrazo.

Javier Gonzalez dijo...

Aqui esta claro, hay que ver problemas donde no les hay para crearlos y ocupar a estmagos agradecidos que voten ademas de distraer la atencion soibre la que se nos viene encima, un poco esta bien pero esto ya comienza a ser cabreante, ¿no os parece?
Un saludo.

Caballero ZP dijo...

Como ya dije en otras ocasiones, en España no cabe un tonto más.
Saludos

Álvaro Tilo dijo...

Los y las vividores/as, los que se han empeñado y casi siempre lo consiguen de vivir sin dar golpe; siempre andan bucando historias para que su sueño de ser vagos/as profesionales se cumplan. Siempre habrá un grupo político que les abra las puertas. Cualquier excusa es buena para sus fines "sudorosos".

© PdL Editores 2007