miércoles, 19 de noviembre de 2008

Por 20 euros aumento de tetas

Imagen de Hoymujer.comHasta aquí podíamos llegar; en una discoteca valenciana sortean un aumento de pecho entre todas l@s asistent@s, no sé si por captar clientes o por la repercusión mediática que ya ha supuesto la sola publicación de la noticia. Como sólo sabemos copiar y nos gusta causar sensación ¡hala! a regalar aumentos de pecho como si se tratara de vales descuento. Eso sí, justificándose con el hecho de que Valencia es la ciudad que más implantes de silicona tiene por metro cuadrado. Desde luego, han conseguido lo que querían: darse publicidad y llenar el local la noche del sorteo, ya que por 20 euros alguna se puede hacer la operación de sus sueños y al mismo tiempo poner en peligro su salud si no se adoptan las medidas higiénico- sanitarias oportunas, pero eso es otra historia…
Lo curioso es que lo llaman “homenaje a la mujer”, pues a mí que me regalen un crucero por el Caribe, que mis tetas elijo yo como las llevo y sobre todo, en el hipotético caso de que se me ocurriera hacer tal cosa, - que creo que no-, supongo que elegiría – aún a riesgo de confundirme- un buen cirujano, no al amigo del dueño de la discoteca, que luego vienen las reclamaciones y no sabríamos por dónde empezar, pero eso, también es otra historia…
Lo que yo me pregunto es qué pensará de esto la flamante ministra de igualdad, dado que, a mi entender, esto deja de manifiesto una vez más que, desgraciadamente, la mujer está siendo tratada como un objeto sexual. Desde mi punto de vista y desde una talla más bien pequeña, una mujer tiene que aceptarse tal y como es, con poco pecho o mucho, altas o bajas, feas o guapas, de lo contrario poca autoestima tiene y flaco favor estaría haciendo a sus hijas si las tiene o el día de mañana. Si nosotras, las mujeres, no luchamos por erradicar esta conducta machista de nuestras vidas, acabaremos siendo tan frívolas como esta sociedad nos está indicando y yo, al menos, no estoy dispuesta a entrar en este tipo de juegos.

7 comentarios:

Caballero ZP dijo...

Vivimos en un país de dementes, cada día lo tengo más claro.
Saludos

Mª Ángeles dijo...

Pues si, Caballero, no lo dudes. Bastante tenemos con enfrentarnos a un quirófano cuando no nos queda más remedio, pero lo que me parece la gota que colma el vaso es que frivolicen con la salud de esta forma. Demencial.

Pedro J. Abajo dijo...

esto ya no es ni marketing malo... Cuando poco se puede hacer por arrastrar clientela hay que innovar, pero a veces nos pasamos. A la que le toque el "premio", le va a tocar en condiciones, porque si piensa que se va a librar de pasar por varios programas de tv, lo lleva claro...
Saludosss

Mª Ángeles dijo...

Pedro, estoy de acuerdo contigo, pero dentro del márketing, que promocionen otro premio que las mujeres nos sentimos ofendidas con estas situaciones; yo no vivo en Valencia, ni voy a esa discoteca, pero el premio en caso de recibirlo me ofendería más que halagarme. Un pelín rara sí soy, ¿qué le vamos a hacer?
Y lo de la tele, no lo dudes... seguro que irá gustosa si no ¿Cómo te crees que surgieron tantas famosillas de esas que copan los asientos de los programas de basura? Pasando por la universidad ni haciendo algo que merezca la pena no. Muchas enseñando las tetas. Y esta ocasión se la ponen en bandeja.

P.D. un día colgaré en mi blog de las historias mi artículo publicado en Manuscrito
"famosillos con disfraz de periodistas", como que me pega en este caso.
Saludos

Jerusalem dijo...

Que pena que este mundo gire por la talla de sujetador que tengas y no por lo que puedes decir o pensar.

Sr. Hernández dijo...

La oferta de Pacha me parece una falta de respeto hacia la mujer de unas dimensiones tremendas. Pero más triste resulta que hubiera mujeres que compraron una entrada para intentar ganar ese concurso.

Saludos.

Bree dijo...

Vale...¿y si no quiere ese regalo?...¡Qué locura de país!...

© PdL Editores 2007