miércoles, 3 de febrero de 2010

La generación Ni-Ni

Imagen de educared.org.ar
Interesante designación para una generación a la que se la ha dado todo hecho, que no tiene ninguna preocupación y que vivirá a costa de sus padres hasta que la mala idea de trabajar se cruce en su camino.Esta mañana me dedico a dar una vuelta virtual por el mundo de la información y el entretenimiento y me encuentro con ella. Nada más verla, la adopté para mi blog. Interesante: Ni estudia, Ni trabaja; justo como mejor se vive. Me apunto.
Resulta ser que a la generación de jóvenes que salen del instituto, unos con un brillante expediente para ir a la universidad y otros con un aprobado “de gracia” (de gracias al gobierno de turno que le ha aprobado los cursos por ley, sin necesidad de hincar los codos), se encuentran de la noche a la mañana en su casa sin nada que hacer más que apuntarse a la sopa boba y a que su padre le dé 50 euros para ir de copas. Y lo malo es que algunos ni pisan el instituto.
Buen futuro, sí señor. Esos jóvenes, algunos serán eternos estudiantes, de los que dicen en casa que “tal” carrera “de poco p´acá” en lugar de 5 años son 6, otros dicen que “tal otra” es dificilísima y es imposible terminarla en los 5 años que supuestamente dura. En fin, que siempre habrá padres que se crean las milongas que sus avispados hijitos les cuentan y siempre habrá hijos que consigan vivir del cuento hasta que los 30 empiezan a recordar que llevan demasiados años estudiando…
Los padres, en nuestro empeño en que los hijos sean los mejores, los más guapos, los más listos… y sobre todo “más que el hijo de la vecina” no ponemos trabas a la vida que éstos llevan en la ciudad a la que los hemos mandado a estudiar, pensando que empatan día y noche con los codos encima de la mesa. Cuando por fin terminan la carrera, se pasan otra media vida buscando trabajo, porque no sirve para ellos cualquier cosa de esas que piden en los anuncios de las vitrinas y, lamentablemente, los puestos de las administraciones están todos ocupados. “No va a trabajar mi hija de camarera ni de cajera de supermercado; faltaría más”.
Y así el día a día en muchos hogares españoles, el niño de 30 años sigue en casa sin trabajo, se levanta a las 12, se va a tomar los vinos, hace su vida social y cuando llega la noche se va de fiesta, que para eso es joven. Pero, como para todo, el gobierno tiene la solución; el papá de ese niño que llega hecho polvo de la obra, se sienta a cenar y escucha en los informativos la gran noticia de Zapatero: “La edad de jubilación se retrasa a los 67 años”. Así el niño puede seguir dos años más a sus cosas, que su padre sigue trabajando para él.

4 comentarios:

Caballero ZP dijo...

Si esto fuera poco, luego lo fomentan en programas de televisión, con la disculpa de intentar cambiar su comportamiento.
Saludos

carlota. dijo...

Hola MªAngeles , de momento yo puedo decir que mi hijo no estudia ,pero si que trabaja y no quiere estudiar , le entres por donde le entres , en fin , no le gusta estudiar , no le gusta fumar , no le gusta beber , sale de fiesta , pero siempre viene pronto a casa , pero NO LE GUSTA ESTUDIAR y yo quisiera que estudiara , todos no valen para las mismas cosas verdad??


Un beso .

PD toco madera por esas cosas que te he dicho que tampoco le gustan .

Pasión dijo...

Y lo seguirán llamando "Estado del bienestar".

Creo que algún día no muy lejano todo esto tiene que estallar, esta generación llamada "NINI" no es normal, no sé si este fenómeno existe en países de nuestro entorno pero es un rotundo fracaso y todos somos más o menos responsables. Saludos

El rincón de Chiriveque dijo...

Mª Ángeles, si recuerdas la tele de los ochenta, me comprenderás bien lo que hemos cambiado a peor... y con la cadena ésta del millonario comunista trasnochado Roures ya ni qué decir, peor que Berlusconi...

Un abrazo.

© PdL Editores 2007