jueves, 10 de abril de 2008

Un Zetapé sin trono


Así de alicaído se ha quedado después de ver que no ha conseguido la esperada mayoría absoluta para ser investido presidente. Al menos se gana el privilegio de ser primero en algo: en “ser el primer presidente investido en segunda votación” . Le recomiendo que de aquí al viernes, vaya rezándole lo que sepa a Santa Rita (por aquello de ser la patrona de los imposibles) por si acaso, no le vaya a salir algún tránsfuga y le jorobe el invento, ya que los únicos votos que obtuvo fueron los de casa.
He puesto esta foto porque me pareció que Zetapé estaba triste y así es como quiero verlo más a menudo. Esta noche se irá a la cama diciéndole a Sonsoles que esto no se lo esperaba. Los 154 votos en contra del PP y el de UPyD seguro que sí, pero lo que más le ha tenido que doler es la abstención de sus compañeros nacionalistas, los que consideraba votos conseguidos. Así, cuando haga examen de conciencia llegará a la conclusión de que tantos antizetapés que andamos sueltos por ahí, algo de razón tendríamos que tener.

2 comentarios:

H dijo...

No le quieren ni los que pactan con él.

LauraConChocolate dijo...

Oye, siento mucho haber tardado tanto en pasarme por aquí para agradecerte tu comentario y tu blog, ¡pero es que he estado muy liada!

Aunque leí el post al que te referías con el premio y me hizo mucha ilusión, es más, me dio la noticia mi papi, jeje.

¡Un besito!

© PdL Editores 2007