martes, 8 de enero de 2008

60 días y se acabó el cuento


Las navidades han dejado paso a los días de labor, aunque todavía las burbujeantes copas champagneras nos están haciendo vivir situaciones irreales. Los días pasados veíamos la vida de un color ligeramente transformado con el apabullante envío de deseos. Hemos disfrutado de las viandas navideñas y de la época de descanso que ha tocado a su fin y nos vamos preparando para lo que se nos avecina. Atrás han quedado las felicitaciones navideñas, muchas, llenas de sarcasmo y otras, las menos, sinceras.
Las hojas de nuestro calendario se van cayendo y las situaciones difíciles comienzan a hacer su aparición, apenas recogidos los turrones y las lentejuelas y las últimas copas con las que brindábamos en unos momentos rebosantes de hipocresía, en los que amigos y enemigos nos deseábamos un feliz año 2008. Por fin han pasado los momentos en los nos dimos cuenta de que los deseos de unos y de otros no iban en la misma dirección.
Quedan dos meses para las elecciones y el futuro político de más de uno se juega mucho. Días de arduo trabajo y de situaciones difíciles harán su aparición en breve. Dentro de 60 días el futuro se comenzará a escribir con otra inicial distinta a la que ha hipnotizado a demasiadas personas hasta ahora. Dejará de ser la J, y será la M la que empezará a regir los destinos de mucha gente. La letra del efecto boomerang podrá cortar los pescuezos propios en lugar de los ajenos.
Cuando las hojas de estos dos meses hayan caído, caerán también algunos mitos que parecían indestructibles. En ese momento nos daremos cuenta de nuestra debilidad, de los pasos que nos han llevado por el camino equivocado, de nuestras meteduras de pata y caeremos en la cuenta de que, contando cuentos, no se puede vivir eternamente.

4 comentarios:

Hartos de ZPorky dijo...

Esperemos. Porque hay quien quiere alargar el cuento de por vida.

Jerusalem dijo...

¡¡60 dias!! Pues a más de uno no le llegará la ropa al cuerpo. jejeje

espero que la gente se de cuenta de la manipulación en la que estamos y respondan en las urnas.

Un besote

El Cerrajero dijo...

Ojalá el 9 de marzo se produzca el milagro y nos libremos de Rodríguez el Traidor y sus camaradaZ.

elenco dijo...

No me gusta el cuento criminal de Z ; el 9 de marzo ojalá se inicie una historia veraz de reconstrucción nacional y de Justicia diáfana para encausar a estos demonios cuyos orígenes están en el 11-M.

Enhorabuena por tu blog.ZP Nunca Mais de Zapaterolandia tiene razón al recomendarte

© PdL Editores 2007